Qué hacer cuando un anciano no quiere estar en la residencia

¿Qué hacer cuando un anciano no quiere estar en la residencia?

Cunado una enfermedad degenerativa provoca que ya no pueda dar los cuidados necesarios a una persona mayor en casa. Y comience a buscar residencias de ancianos. Se ha llegado a una situación que necesita solución. Pues la salud del anciano no es lo único que está en juego. También se ve afectada la salud de la persona cuidadora y la estabilidad de la familia. ¿Qué hacer cuando un anciano no quiere estar en la residencia? Si tras meditar la decisión, el ingreso en una residencia ha sido la mejor opción. Hay que razonar con la persona mayor.

Se pueden dividir los casos de ancianos que no quieren estar en una residencia para mayores en dos tipos:

  1. Dependencia moderada. Que son personas con todas sus facultades intactas. Y han ingresado en la residencia de ancianos de manera consensuada. Como carecen de un deterioro cognitivo importante y son capaces de tomar sus propias decisiones. Están en la residencia porque quieren. Ya que no se puede ingresar a un anciano en una residencia sin su consentimiento.
  2. Grandes dependientes. Si un juez dictamina que la persona no puede tomar sus propias decisiones. Es decir, ha juzgado a favor de una incapacitación total o parcial. Y es el tutor legal quien decide el ingreso, poco se puede hacer. Pues legalmente no puede decidir marcharse.

¿Qué hacer con un anciano que no puede vivir solo?

  • Valorar la situación. Para tomar la mejor decisión para la persona mayor y la familia hay que reflexionar. El cuidado en el hogar tiene sus ventajas y existen ayudas para contratar cuidadores. Incluso hay una línea de financiación de cuidadores no profesionales para pagar al familiar que se encarga de los cuidados. Frente a eso, las residencias ofrecen cuidados profesionales de varias disciplinas. Como son enfermería, fisioterapia, psicología y medicina. También hay ayudas, como las plazas concertadas y vinculadas al servicio.
  • Mejorar la comunicación. Para que la persona entienda que lo mejor para sí misma y para la familia es el ingreso en una residencia de la tercera edad hay que tener mucha comunicación. Hablar sobre los problemas que van surgiendo y razonar con la persona mayor. Haciéndola partícipe del proceso de decisión. Pues ocultar este tipo de cosas puede provocar el rechazo y es cuando surge la pregunta de qué hacer cuando un anciano no quiere estar en la residencia.
  • Elegir la residencia. Hay muchos centros geriátricos y es difícil elegir uno. En Residencias y Salud tiene disponible un mapa de residencias de ancianos para facilitar esta labor. Por un lado tiene que ver si puede optar a una plaza concertada o vinculada al servicio. Si va a ingresar en una plaza privada, el precio y los servicios son importantes.

¿Qué hacer si un anciano no quiere estar en una residencia?

Como en la mayoría de los casos, un anciano se niega a estar en una residencia para mayores porque no se ha adaptado bien a la nueva situación. Ya que es un cambio muy grande en su vida. Y las personas mayores quieren seguir con sus rutinas y sus vidas como hasta ahora. Ayudar con el proceso de adaptación es muy importante.

  • Tener buena comunicación. Del mismo modo que al tomar la decisión, hay que contar con el anciano. Cuando se hace el ingreso la familia tiene que mantener una buena comunicación. No solo cuentan las visitas. Si un familiar llamaba cada día o cada semana al anciano, hay que mantener esa rutina. Y si es posible, hacer videollamadas para que pueda ver las caras de sus seres queridos.
  • Poner en valor los cuidados. Como una parte muy importante a la hora de tomar la decisión es proporcionar cuidados. El anciano tiene que ver que los cuidados de la residencia no se pueden obtener en casa. Fisioterapia y talleres ocupacionales para mantener la funcionalidad de las articulaciones y prevenir caídas. Actividades con otras personas mayores, Terapia psicológica y seguimiento médico. Rutinas de ejercicio y muchos más cuidados que en casa serían casi imposibles de conseguir.
  • Consensuar la decisión. Para que la adaptación a la residencia sea más fácil toda la familia debería ofrecer un frente común. Es decir, cuando la decisión se toma de manera unánime y en beneficio de la persona mayor. Todos los miembros de la familia se mostrarán conformes. Y esto incluye también a la persona mayor.
  • Mantener una actitud positiva. Como no es lo mismo dejar a mi madre en una residencia que llevar a mi madre a una residencia. Porque dejar conlleva que la relación termina. Mientras que llevar tiene un significado más positivo.
que-hacer-con-un-anciano-que-no-puede-vivir-solo

Preparar el ingreso en el geriátrico

Como las despedidas son un momento de estrés y emociones encontradas. Hay que preparar el ingreso en el geriátrico de forma anticipada. Ya que la primera impresión sobre el ingreso es determinante.

Preparar el equipaje con anterioridad es una opción muy buena. Por un lado hacer la maleta y preparar el viaje a la residencia tiene que parecerse a los preparativos de unas vacaciones. Pues los inicios se ven mucho más alegres que los finales. Es decir, no es el fin de vivir en casa, lo que importa es el comienzo de una nueva vida.

Además, si se tiene todo preparado para el ingreso. El proceso será mucho más rápido. Lo que permite dedicar más tiempo a estar con la persona mayor. Y es más fácil ayudar a que se instale en su habitación.

Conocer a nuevas personas. Como una de las ventajas de las residencias de ancianos es la compañía. Ir a la residencia tiene que verse como una oportunidad para conocer gente nueva. Desde los compañeros residentes, hasta el personal de la residencia. Esto es mucho más fácil en residencias pequeñas y medianas. Donde todo el mundo se conoce y los trabajadores y residentes forman una segunda familia.

Búsquedas relacionadas: que hacer con un anciano que no puede vivir solo, que hacer con ancianos insoportables, se puede tener a una persona mayor en una residencia contra su voluntad, que hacer cuando un anciano no quiere ayuda, porque los ancianos no quieren ir a una residencia, se puede llevar a un anciano a una residencia sin su consentimiento, cuanto tarda un anciano en adaptarse a una residencia, mi madre no se adapta a la residencia.

Le ayudamos

Le ayudamos a encontrar la residencia de ancianos que está buscando. Pulse en el botón para enviar las características que está buscando.

¿Es Propietario?

¿Necesita cubrir plazas?

Llame ahora, le ayudamos