Qué hacer con ancianos insoportables

¿Qué hacer cuando los ancianos se ponen insoportables?

Saber qué hacer con ancianos insoportables es algo indispensable para los empleados de una residencia de ancianos. Porque muchos ancianos en situación de dependencia sufren enfermedades neurodegenerativas. Y estas enfermedades causan un cambio en el carácter de una persona mayor. Sin importar cómo fuera de agradable antes.

También hay personas que tienen un carácter fuerte. Y la edad, en vez de sosegar al anciano, ha causado que se vuelva más egoísta y exigente. Finalmente, algunos ancianos se vuelven insoportables cuando aparecen grandes cambios en su vida. Ya que la persona mayor no se adapta bien a la nueva situación y su reacción ante el cambio es exagerado.

Consejos para saber qué hacer con ancianos insoportables

  1. Utilizar el tono de voz adecuado. Para evitar que una charla se vuelva en una discusión hay que evitar elevar la voz. Es mejor utilizar un tono tranquilo. Y razonar con la persona para que entienda la situación.
  2. Evitar la condescendencia. Esto se une al punto anterior. Cuando habla con una persona mayor insoportable y se utiliza un tono pausado con palabras sencillas es fácil caer en la condescendencia. Es decir, tratar a la persona mayor como si no entendiera. Este tipo de comunicación causa que el anciano se ponga a la defensiva y se enfade.
  3. Escuchar atentamente. Ignorar la opinión de los mayores o no prestar atención a lo que dicen y tener en poca consideración sus deseos acentúa los problemas de carácter. Hay que escuchar lo que la persona mayor tiene que decir. Y si no tiene razón hay que utilizar el razonamiento para que vea su error.
  4. Tener paciencia. Posiblemente es la mejor herramienta para lidiar con ancianos insoportables. Y, al lidiar con el mal carácter, hay que evitar perder los papeles. Es decir, hay que ser paciente y no devolver los malos modos de la persona mayor.
  5. Negociar y rebatir. Otra herramienta fundamental para saber qué hacer con ancianos insoportables es manejar bien las negociaciones. No solo se trata de ofrecer una recompensa al anciano por hacer algo. También es esencial saber en qué temas ceder y cuando mantenerse firme.
  6. Reconocer los motivos. Si no se conocen los motivos por lo que una persona mayor está enfadada es muy difícil ofrecer una solución. Por lo tanto hay que reconocer cuando la situación se debe a un problema con una enfermedad o si viene motivado por un capricho.

Otros consejos

No tomarse la situación de forma personal. Aunque muchos ancianos pueden tener mal carácter de forma natural. En la mayoría de las ocasiones el conflicto aparece cuando la persona mayor se siente intimidada, desorientada o confusa. Y utiliza el enfado como mecanismo de defensa. Pagando la frustración con las personas cercanas. Por eso hay que evitar tomarlo de manera personal. Sobre todo si la persona mayor tiene Parkinson, Alzheimer o cualquier otra enfermedad neurodegenerativa.

Pedir ayuda. Para evitar que la situación sobrepase a la persona que se encarga de los cuidados del anciano hay que reconocer el momento para pedir ayuda. No solo se trata de pedir ayuda a los familiares. También es importante conocer cuando hacer el ingreso en una residencia para mayores o solicitar la ayuda a domicilio.

Previsión ante la enfermedad

Conocer los síntomas de una enfermedad neurodegenerativa es muy importante. Tanto para la persona mayor que padece la enfermedad. Como para su familia, que tiene que cuidar de su bienestar. Además, tener la mayor información posible sirve para preparar las herramientas necesarias para tratar con la enfermedad.

Por ejemplo, muchas personas mayores con Alzheimer sufren pérdidas de memoria y desorientación espacial. Por lo que no saben dónde están o cómo han llegado a un lugar, incluso si es su propia casa. Y se generan sensaciones de vulnerabilidad y miedo. La reacción a estas sensaciones varía de una persona a otra. Algunos ancianos se ponen violentos, otros se ponen a llorar o a gritar. Aunque para el resto de personas esta reacción parece no tener una causa. Para la persona mayor es una situación de angustia. Y su forma de experimentar la situación es muy diferente a la de las personas que la rodean.

Cuando las personas que cuidan a los ancianos no pueden dar los cuidados necesarios. Y este tipo de situaciones se hace cada vez más común. Ha llegado el momento de pensar en llevar a sus padres a una residencia.

Búsquedas relacionadas: se puede obligar a un anciano a ingresar en una residencia. Madre anciana insoportable, obsesiones en ancianos, gotas tranquilizantes para ancianos, cómo tratar a un anciano manipulador, como tratar a personas mayores difíciles, ancianos de 90 años, trastornos de conducta en personas mayores, ancianos agresivos que hacer. Qué hacer cuando un anciano no quiere estar en la residencia.

Le ayudamos

Le ayudamos a encontrar la residencia de ancianos que está buscando. Pulse en el botón para enviar las características que está buscando.

¿Es Propietario?

¿Necesita cubrir plazas?

Llame ahora, le ayudamos